Noticias y eventos

⇐ Volver

Cómo afrontar el miedo a ser rechazados

A nadie le gusta sentirse rechazado, pero las experiencias más importantes y enriquecedoras de la vida exigen que nos atrevamos a dar el salto a la incertidumbre y exponernos a recibir un desagradable ¨No¨. Piensa por ejemplo, en una entrevista de trabajo o cuando le declaras tu amor a esa persona que tanto te gusta. Sino te expones entonces nunca sabrás si hubieras obtenido el trabajo de tus sueños o quizás el amor de toda tu vida. Pero el miedo al rechazo nos paraliza, no nos deja crecer y aprovechar las posibilidades que la vida nos ofrece.

¿Qué podemos hacer?

Hace unos días leí un artículo muy interesante y concreto sobre cómo sobreponerse al miedo a ser rechazado y quería compartir las ideas que en el mismo se presentan. El artículo fue escrito por Erick Barker pero habla de la historia de Jia Jiang quien, con la ayuda de una caja de donas y una esposa genial, pudo cambiar su perspectiva sobre el rechazo y perseguir su sueño de convertirse en un empresario.

Pero, ¿cómo consiguió hacerlo en concreto? Bueno, lo convirtió en un juego que consiste en hacer pedidos ridículos a extraños por 100 días, esperando ser rechazado (aquí está la lista de los 100 pedidos, en inglés).

Sin embargo, para su sorpresa, hubieron ocasiones en que sus extraños pedidos no fueron rechazados: el número 3 por ejemplo, pedir donas en forma del símbolo de las olimpíadas, se lo concedieron y gratis.

Pasemos ahora al análisis que hace Barker sobre cómo podemos sobreponernos al miedo a ser rechazados con el método de Jiang.

Lo primero que podemos aprender es que el rechazo es muy poderoso:

  1. Duele aunque provenga de grupos que no nos agradan.
  2. Ser rechazado puede reducir tu CI y tu capacidad de razonar analíticamente, mientras que aumenta tu agresividad. Lo que para el autor del estudio que dio con estos resultados, es una prueba de que fuimos diseñados para relacionarnos con otros.
  3. Nuestro cerebro no distingue entre dolor físico y emocional, así fue que un estudio observó que si sos rechazado por tu pareja, se iluminan en el cerebro las mismas áreas que cuando te quemás con café.

Lo cierto es que podemos conseguir agradarle más a la gente, pero nada puede asegurarnos no ser rechazados nunca. Entonces, ¿cómo hacemos para reducir las posibilidades de sentir ese dolor y aumentar las de tener éxito?

La respuesta de Jiang es: ¡Jugando!

Ver las cosas estresantes con humor es también verlas desde una perspectiva diferente.

Barker dice que, en su entrevista a un navy SEAL, un militar y un instructor de las Fuerzas Especiales, todos concordaron en que ver las cosas como un juego los ayudó a pasar por su difícil entrenamiento.

Shawn Achor, un investigador de Harvard muy conocido por sus estudios sobre felicidad y éxito, dice que considerar al estrés como un desafío nos lleva al éxito. Y ver al rechazo como un juego, en vez de una forma de muerte social ayudó a que Jia se divirtiera con la situación y sacara algo bueno de ella; además de tomar la actitud de muchos al perder en un juego: simplemente tratar otra vez.

Ahora que sabemos cómo mirar a las situaciones de rechazo, Barker nos lleva al último punto de su análisis, cómo afrontar el rechazo cuando llega. El encontró algunas respuestas un poco locas en las investigaciones científicas sobre esto.

Para ayudarte a lidiar con el rechazo, podes:

  1. Pensar sobre tus programas de televisión favoritos o;
  2. Abrazar a un osito Teddy.

Antes de que te escandalices con esas respuestas, veamos cómo se explica esto. Al nombrar otros dos estudios, uno que descubrió que estar en un matrimonio feliz reduce el dolor de las enfermedades crónicas y otro que dice que, tan solo mirando fotos de personas amadas, se puede reducir la sensación de dolor, Barker hace la conexión entre todo esto, la clave está en las relaciones.

Los programas de TV te dan la misma sensación de pertenencia que las relaciones, quizás por eso nos sentimos un poco tristes después de que nuestra serie favorita se acaba.

No subestimes el poder de las relaciones. Jia tuvo el apoyo de su genial esposa que le dijo que renunciara a su trabajo para perseguir su sueño (estando embarazada de su primer hijo). Cuando te enfrentes al dolor del rechazo (o cualquier otro dolor en realidad, los estudios hablan hasta de dolor físico), busca a las personas que te aceptan y te aman para aliviarlo.

Al hacer del rechazo un juego, podés probar nuevas cosas sin miedo. Y tal vez te encuentres con lo que Jia y algunos estudios observaron: las personas suelen ser más receptivas de lo que pensamos.

Vía Psyencia
⇐ Volver